Dr. Pont: Cómo fijarte metas para alcanzar la salud y la felicidad

Dr Stephen PontNadie quiere sufrir de mala salud y nadie quiere tener a hijos enfermizos, pero cuando llevamos una vida muy ocupada rodeada de un montón de opciones que no son muy saludables, es fácil encontrarnos a nosotros mismos no tan sanos como nos gustaría.

Entonces, ¿qué es lo que hay que hacer? Muchos de nosotros establecemos resoluciones de Año Nuevo, que a menudo incluyen metas de salud. Por desgracia, parece fácil hacer un cambio por corto tiempo, pero luego, poco a poco, volvemos a donde estábamos anteriormente.

Es importante reconocer que existen muy buenas razones por las cuales hacemos lo que hacemos, y por eso el cambio puede ser difícil, pero ¡hay esperanza!

Con un poco de planificación, puedes disponerte a tener éxito y continuar por el camino hacia una mejor salud para ti y tu familia.

A continuación encontrarás cinco puntos sencillos que debes tomar en cuenta al establecer hábitos saludables:

1) Comienza por elegir una meta ambiciosa y a largo plazo que desees alcanzar para cierta fecha. Esto te ayudará a concentrarte en tu objetivo. Por ejemplo, caminar o correr una carrera de 5 Kms., que te quede una talla de ropa más pequeña, tener más energía al jugar deportes, bajar la presión arterial, o bajar un par de libras (ya que los niños aún están creciendo, asegúrate de hablar con tu médico antes de tratar de ayudar a tu niño a bajar de peso).

2) Luego, haz metas pequeñas y más fáciles de conseguir, y desarróllalas a partir de ese punto. Si nos fijamos metas demasiado grandes, nos podemos desanimar. Pero, si tenemos éxito con algunas de nuestras metas pequeñas, ese éxito nos dará el impulso para continuar con los cambios saludables y, poco a poco, alcanzar la meta final.

3) Establece metas SMART (inteligentes). Esta es la estructura utilizada por muchas personas que puede ayudarte a fijarte metas más realistas y con sentido, y también para que sepas cuando hayas logrado tus metas.

Las metas SMART son: eSpecíficas, Medibles, Alcanzables, Relevantes y a Tiempo.

He aquí un ejemplo de una meta SMART y una meta que no es SMART.

Meta SMART: Voy a caminar por el vecindario por la tarde con mis hijos dos veces a la semana y una vez el fin de semana. Empezaré esta semana y haré un seguimiento de mi progreso en un calendario.

Meta que no es tan SMART: Voy a caminar más.

  • S – eSpecífica: Caminaré por el vecindario en la tarde.
  • M – Medible: Caminaré dos veces a la semana y una vez el fin de semana, y seguiré mi progreso en el calendario de mi refrigerador.
  • A – Alcanzable: Ir a caminar me ayudará a bajar el nivel de estrés que tengo por el trabajo. Mis hijos estarán ya en casa, y sería un buen momento para que vayamos a caminar. También podríamos ir a caminar a un parque cercano donde mis hijos puedan jugar mientras yo camino. No creo que pueda caminar todos los días y, por esta razón, empezaré a caminar 2 a 3 veces a la semana.
  • R – Relevante: Caminar es un buen ejercicio que me ayudará a alcanzar mi meta de que me quede una talla de ropa más pequeña, y será el tiempo ideal para que mis hijos me platiquen de su día escolar.
  • T – a Tiempo: Caminaré 2 a 3 veces a la semana por la tarde y comenzaré esta semana.

4) Seguimiento de tu progreso, tanto a corto plazo (día a día) como a largo plazo (semana a semana, mes a mes, etc.). A muchas personas les gusta anotar su progreso en un calendario.

5) ¡Date recompensas saludables a ti y a tus hijos por todos los éxitos, pequeños y grandes que hayan tenido! Un premio puede ser algo tan simple como jugar un juego con tu hijo, ir al parque, hacer un proyecto de artesanía, acostarse más tarde o no hacer alguna tarea del hogar. Tus hijos también te pueden dar ideas creativas de tipos de premios que quisieran tener que no cuestan nada o que son de bajo costo. Tener una caja de tesoros con pegatinas baratas, obsequios pequeños o juguetes también puede ser un gran motivador para recompensar a los niños. Al hacer esto, todos se sentirán bien por el éxito que han logrado, y ¡les ayudará a mantener los cambios saludables que hayan hecho!

¡Buena suerte, felicidad y salud!

Dr. Pont es el Director Médico del Centro de Texas para la Prevención y el Tratamiento de la Obesidad del Hospital Infantil Dell y el Distrito Escolar de Austin.

Etiquetas:

Deja Responder