Combate al narcotráfico ha dejado 22,700 muertes en México

(AP) — La violencia vinculada al crimen organizado y el narcotráfico en México ha dejado más de 22,700 muertos desde que en diciembre de 2006 el presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva contra los carteles de las drogas, aunque el gobierno aseguró el martes que la mayor parte del país está en paz.

En un reporte confidencial entregado a legisladores, a una de cuyas copias tuvo acceso el martes la AP, el gobierno de Calderón señaló que sólo entre enero y marzo del 2010 se han registrado 3,365 asesinatos y que el 2009 ha sido el más violento con 9,635 asesinatos, mientras que el estado norteño de Chihuahua ha sido el más afectado.
“México está dando su batalla (y) los centros donde está habiendo repuntes de violencia están bien focalizados, la mayor parte del territorio está en paz y trabajando”, afirmó en rueda de prensa el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont.

El Ejecutivo señaló en el reporte que entre diciembre de 2006 y marzo de 2010 han sido detenidos 121,199 personas vinculadas al crimen organizado, y afirma que el Cartel del Golfo y el grupo de los Zetas han sido las organizaciones del narcotráfico que más detenciones ha registrado, seguido del Cartel de Sinaloa.

Miembros de la oposición han sugerido en algunos momentos que el combate a los carteles de las drogas era desigual, algo que los datos presentados por el gobierno buscan desmentir.

Sin especificar el número total, el gobierno aseguró que un 27% de las detenciones corresponden al Golfo/Zetas y un 24% al Pacífico/Sinaloa. A esas organizaciones les siguen los carteles de Juárez o de los hermanos Carrillo Fuentes, con 17%; de los hermanos Beltrán Leyva, con 14%, y de Tijuana o de los Arellano Félix con 13%.

El reporte fue entregado la noche del lunes a legisladores federales en el marco de un encuentro privado con miembros del gabinete de seguridad de Calderón, incluidos los titulares de Gobernación, de la Defensa, de la Marina, de Seguridad Pública y la Procuraduría General de la República.

Apenas asumió el poder en diciembre de 2006, Calderón anunció una ofensiva contra el crimen organizado y el narcotráfico, que ha incluido el despliegue inédito de más de 45,000 soldados para apoyar a las autoridades civiles en el combate a los carteles de las drogas que habían escalado en su nivel de violencia desde hacía algunos años.

La violencia, incluidos asesinatos y enfrentamientos contra autoridades, se ha mantenido en aumento y en los últimos meses se han registrado varios casos en los que las víctimas son civiles inocentes, incluidos menores.

“El problema es que de los últimos acontecimientos nos hemos dado cuenta que son muchas víctimas civiles y en el pasado la sociedad leía las notas y decían que eran sicarios y ahora resulta que eran los mejores estudiantes…jóvenes”, dijo a la AP el senador Ricardo Monreal, del opositor Partido del Trabajo, uno de los asistentes al encuentro con el gabinete de seguridad.

El legislador dijo que los miembros del gabinete sostuvieron la postura oficial de que más del 90% de las víctimas está vinculado de alguna forma al crimen organizado.

El secretario de Gobernación, mientras, afirmó que las fuerzas federales están “bien entrenadas”, aunque dijo que se han presentado escenarios “inéditos”, en los que criminales se buscan refugiar en centros urbanos, lo cual pone en mayor riesgo a civiles.

Gómez Mont dijo que la guerra contra el narcotráfico no es sólo del presidente Calderón, sino de todos los órdenes de gobierno.
Apenas el martes, la policía halló los cuerpos de seis hombres asesinados —incluidos tres menores— al lado de una autopista en la ciudad de Cuernavaca, capital del estado central de Morelos.

El reporte señaló que en diciembre de 2006 se registraron 62 homicidios y en 2007, 2.837. Para 2008, los asesinatos se dispararon hasta 6.844 y subieron hasta 9.635 en 2009, que lo convirtió en el año más violento, y de enero a marzo del 2010 se registraron 3.365 para sumar en lo que va del gobierno de Calderón un total de 22,743 muertes vinculadas al crimen organizado.

El estado norteño de Chihuahua, al que pertenece la violenta localidad fronteriza de Ciudad Juárez, ha registrado el mayor número de asesinatos con 6.757 entre diciembre de 2006 y marzo de 2010.

En Ciudad Juárez, en la frontera con El Paso, Texas, se han registrado 4.324 asesinatos en lo que va del gobierno de Calderón, lo cual la convierte en la municipalidad con mayor número de homicidios.

El informe señaló que de diciembre de 2006 a marzo de 2010 se habían registrado 1.286 enfrentamientos, de los cuales 977 han sido contra las autoridades y 309 entre las propias organizaciones del crimen organizado.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Deja Responder