Bancos rescatados doblegaron a reguladores en Estados Unidos

(AP) — Los reguladores federales se doblegaron ante la presión de los grandes bancos que buscaban una salida rápida del programa de rescate financiero y no aplicaron uniformemente las condiciones impuestas por el mismo gobierno para devolver el dinero de los contribuyentes, de acuerdo con el nuevo informe de un regulador.

El documento fue dado a conocer el viernes por la oficina de Christy Romero, la inspectora general del rescate financiero de 400.000 millones de dólares que provino de los contribuyentes para ayudar a la industria financiera y a las fabricantes automotrices.

El informe halló que los reguladores, en varios grados, se “doblegaron” ante la presión de los bancos a finales de 2009 y relajaron los requerimientos creados sólo unas cuantas semanas antes.

Los reguladores también estaban motivados por el deseo de reducir la participación del gobierno en los bancos que rescató en septiembre de 2008 cuando comenzó la crisis financiera, añade el reporte.

Por su parte, los bancos querían salir rápidamente del Programa de Alivio de Activos Tóxicos (TARP, por sus siglas en inglés) porque querían evitar los límites que impuso al ingreso de los ejecutivos y el estigma asociado con recibir dinero del rescate, según el documento.

El informe se enfocó en las ventas de acciones para aumentar el capital y el pago del rescate por parte de cuatro bancos importantes: Bank of America Corp. y Citigroup Inc., que recibieron cada uno 45.000 millones de dólares de ayuda gubernamental; Wells Fargo & Co., que recibió 25.000 millones de dólares; y PNC Financial Services Group Inc., rescatado con 7.600 millones de dólares.

Debido a que los reguladores no pudieron aplicar las políticas para pagar el préstamo impuestas por la Reserva Federal, el nuevo informe señala que “el proceso para revisar la salida de los bancos del TARP era… inconsistente”. Esa política requería que los bancos emitieran al menos un dólar en acciones comunes nuevas por cada dos dólares en dinero del rescate que pagaron.

Pero los bancos se resistieron a las demandas de los reguladores para emitir acciones comunes, buscando en su lugar alternativas “menos consistentes” como vender activos o emitir acciones preferenciales, según el reporte. Emitir acciones comunes es una mejor forma de aumentar el capital base de un banco, añade.

Cuando Bank of America, Citigroup y Wells Fargo le pagaron al gobierno en 2009, sólo Citigroup cumplió completamente con el requerimiento de una acción por cada dos, según el informe.

Deja Responder