Agilizan deportación de convictos indocumentados

(AP) — Agencias del orden de un condado al sur de Los Angeles han comenzado a cotejar los antecedentes de los arrestados con archivos del FBI y la base de datos migratorios del Departamento de Seguridad Nacional, agilizando las deportaciones de indocumentados convictos.

Así, el de Orange se convirtió en el duodécimo condado de California que participa en el programa Comunidades Seguras, al cual están apegados 120 jurisdicciones en 16 estados.
La ampliación de dicho programa, de la Oficina de Control de Aduanas e Inmigración (ICE, por sus siglas en inglés), ocurre días después de que organizaciones pro inmigrantes debatieran sus resultados con el presidente Barack Obama.

Activistas que participaron en la reunión del jueves en la Casa Blanca le dijeron al presidente que el programa no está cumpliendo su cometido de deportar a los convictos más peligrosos, puesto que la mayoría de éstos, tanto mediante este proceso como bajo el programa migratorio conocido como 287(g), no son culpables de delitos graves, sino menores.

Jorge Mario Cabrera, portavoz de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Angeles, dijo en un comunicado que la ampliación del programa es “peligrosa” y “resulta en detenciones y deportaciones, igual que ocurre con el programa 287(g)”.

“Nos preocupa que (Comunidades Seguras) sigue expandiéndose rápidamente sin el debido análisis si funciona como programa para detener a inmigrantes indocumentados con antecedentes penales”, agregó.

Comunidades Seguras, iniciativa del Departamento de Seguridad Nacional, es un componente “clave” del ICE para mejorar la identificación y deportación de indocumentados convictos, teniendo como prioridad a los más peligrosos, señala este organismo de inmigración en su página de internet.

“Nuestra meta es usar la información compartida, y —causando poca o ninguna molestia adicional a nuestros socios: las agencias del orden—, evitar que delincuentes indocumentados regresen a las comunidades”, puntualizó David Venturella, director ejecutivo de Comunidades Seguras.

Desde que este programa fue creado en el 2008, el ICE ha identificado a más 18,000 indocumentados acusados o convictos de delitos como asesinatos, violaciones y secuestros, de los cuales 4,000 han sido deportados. Quienes no han sido deportados todavía están cumpliendo sus sentencias.

Del mismo modo, otros 25,000 indocumentados convictos de delitos como hurto grave y robo en propiedad ajena han sido deportados desde la misma fecha, agrega ICE. Estos representan el 90% de las personas que han sido declaradas culpables por este tipo de delitos.
Estas deportaciones son un castigo demasiado cruel e inusual para convictos de delitos menores, argumentó Cabrera.

“No puedes deportar a alguien solamente porque robó un dulce”, apuntó.
Antes de la creación de este programa, las agencias del orden sólo cotejaban los antecedentes de los arrestados con la base de datos biométrica del Departamento de Justicia, que era mantenida por el FBI.

De acuerdo con el nuevo programa, si las huellas dactilares de un arrestado dan positivo con la base de datos biométricos del Departamento de Seguridad Nacional, el nuevo sistema automatizado notifica al ICE, quien toma las medidas necesarias al respecto.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Deja Responder